LITURGIA

La Misa en español: se celebra a las 12:30 p.m. todos los domingos.

Todos son Bienvenidos.

Ministerios de La Liturgia

Cada vez que la Iglesia se une como asamblea litúrgica para la celebración de la Misa, nos reunimos todos los bautizados en una variedad de ministerios y funciones. Todos los bautizados participamos en el sacerdocio de Cristo, que nos hace  capaz de actuar en el culto público, a lo que llamamos la liturgia de la Iglesia. La Constitución de la Sagrada Liturgia del Concilio Vaticano II nos dice que la participación en la liturgia es un derecho y un deber de todos los bautizados. Además de los ministerios ordenados, existen funciones en la liturgia que son ejercidas por laicos que ponen su tiempo y su talento al servicio de la asamblea litúrgica, tales como los acólitos (servidores del altar), los lectores, los ministros extraordinarios de la Eucaristía, los cantores, los miembros del coro, los músicos, los líderes de cantos,  los ujieres y los ministros de la hospitalidad.

Ayudan a servir a Dios y a la asamblea durante las celebraciones de la misa cada domingo. Entre sus funciones son: entran en la procesión con el incensario, la cruz y los ciriales, asisten al sacerdote con el libro, ayudan al sacerdote o al diácono a recibir las ofrendas y asisten en la preparación del altar con los vasos sagrados. Generalmente, pueden ser los niños o niñas y también los jóvenes. Se usan unas vestiduras apropiadas y unos distintivos. Hay un entrenamiento para encontrar un sentido y un mayor estímulo a su compromiso en ellos y con su amor a Dios.

Las reuniones de los monaguillos son el primer domingo del mes a las 2:00 p.m. con Dic. Ramón García

Los ministros extraordinarios de la sagrada Eucaristía son llamados a vivir un rol en respuesta a la gracia del Espíritu Santo, para administrar la sagrada comunión. Estos pueden ser nombrados por el Arzobispo o por los ordinarios del lugar. Ayudan repartir la comunión en la misa cuando es muy grande la asistencia de los fieles y faltan ministros ordenados; o bien cuando se ofrecen las dos especies. También ayudan a llevar la comunión a los enfermos. Son personas elegidas por el sacerdote por ciertas cualidades en su vida cristiana y en su fe. Estos candidatos pueden ser hombres o mujeres con una edad madura que cultiven el amor a la Eucaristía que viven conforme a la Iglesia.

Las reuniones son el último domingo del mes. Coordinador:  Milton Melgar

Las responsabilidades del ministerio es mantenimiento del material y la preparación inmediata de todo lo necesario para la celebración de la Eucaristía, y lo más importante es la Eucaristía y la Santísima Sangre de Cristo. Es quien ordena y organiza la liturgia de la Eucaristía y sus lecturas (libros, versículos, ofertorios, copas, bandejas, purificadores e incienso, altar, etc.), mantener el tabernáculo en orden, y es coordinador de la misa (asistir al sacerdote o diácono que preside la misa, ministros de la Eucaristía, servidores del altar, e incluso lectores). Conocedor de la liturgia de acuerdo a las normas y los artículos que se utilizan en la liturgia.

Las reuniones son el último domingo del mes a las 2:00pm.  Coordinador: Milton Melgar

El Lector  o Proclamador de la Palabra tiene la responsabilidad en la liturgia de ser como un profeta que lleva la Palabra de Dios al pueblo que se reúne para escucharla. Aunque el sacerdote es quien interpreta para la asamblea el significado de las lecturas, el proclamador con su estilo, su comprensión del texto y su tono de voz ofrece ya la primera interpretación de la Palabra de Dios.

Las reuniones son el tercer domingo del mes. Coordinadora: Dinorah Martínez.

Es nuestro mayor deseo que todo miembro se sienta confortable y gozoso de ser parte de una familia de la Iglesia de San Esteban. Nuestra meta es ayudar y crear un ambiente cálido y afectuoso con todos nuestros hermanos feligreses y nuestros visitantes. Deseamos que su primera impresión en San Esteban sea placentera y familiar, para que nadie se sienta marginado; pues todos somos hermanos. ¡Bienvenido!

Durante la celebración, los ujieres tienen una tarea vital de hospitalidad al conducir a las personas para encontrar un asiento adecuado. Cuidan del bien estar de todos los presentes, de corregir posibles fallas o imprevistos, de invitar aguardar el orden y de ayudar a los padres de familia con los más pequeños. Se encargan de que todo el ambiente sea agradable y limpio. Reparten folletos o el boletín, y sus funciones son muy importantes en los tiempos fuertes, fiestas etc. Todas las personas podemos ayudar cuando podemos regalar una sonrisa.

El servicio del cantar es uno de los servicios más importantes que pueden realizar los laicos. El canto hace que se manifieste el sentido de comunidad y de fiesta. Nuestra iglesia de St. Stephen es una comunidad multicultural con gente de E.U. y de toda América Latina, lo cual es una riqueza de tradiciones y cantos que visten el alma de la liturgia para que juntos alabemos a Dios.

Contactar a la Directora del coro:  Suzanne García 763-712-7464.

En la liturgia, cada uno de los instrumentos llega tan profundamente a la sensibilidad del alma humana, creando un clima adecuado de oración de un espacio sagrado. Hoy podemos usar variados instrumentos de la música litúrgica.

Si Dios te ha dado ese talento de tocar un instrumento, estás bienvenido. Contactar a la Directora del coro:  Suzanne García 763-712-7464.

Adoracion al Santisimo

Hora Santa

Las devociones eucarísticas, como la adoración del Santísimo, las horas santas, y las visitas al Santísimo Sacramento son maneras de rezar que aumentan nuestra unión interior con Cristo. Nos ayudan a beneficiarnos aún más de la Misa y a profundizar en nuestro deseo de servir a los demás. El presentarnos ante el sagrario es un compromiso a ser un sarmiento de la vid más fuerte, un miembro del Cuerpo de Cristo más sano, un corazón abierto al poder invisible de la oración.

Te invitamos a participar en la Hora Santa con la comunidad hispana a pedir por las necesidades de la iglesia, por la paz del mundo, por los enfermos, por las familias y por todas las necesidades de la iglesia.  Todos los primeros viernes del mes a las 7:00 p.m. en la capilla, y la oportunidad de recibir el sacramento de la reconciliación.